jueves, abril 20, 2006

La Catedral de Guadalajara


El 18 de mayo de 1561 se obtuvo la autorización por Cédula Real para edificar la Catedral, la obra caminó muy despacio por falta el dinero y para Colmo de males, por un descuido, quemando pólvora para festejar las Pascuas del Espíritu Santo, cayó sobre el techo de zacate un flamazo y casi nada se salvo. A los cincuenta y seis años, seis meses menos tres días después de iniciada la obra, el lunes 19 de febrero de 1618 fue la dedicación del templo. Hubo varios temblores que dañaron la construcción, el 22 de octubre de 1749 se cayó el frente del templo y el 31 de mayo de 1818, se derrumbaron las torres. Fue hasta mediados del siglo XIX cuando el Arq. Manuel Gómez Ibarra construyó las actuales. Carece de capillas laterales, y las más antiguas están bajo las torres. Toda la fachada está cubierta por enorme frontón, circular, almenado, con un pabellón gótico, de reminiscencia mudéjar, sobre el eje, la caseta del reloj; el tímpano de este frontón está ornamentado con un bajo relieve que representa la Asunción de María.
En la parte baja del coro se encuentra una cripta donde descansan los restos de varios obispos, si una persona requiere confesión se dice que debe de acomodarse encima
de una de estas criptas y decir sus pecados en voz alta. Para saber que estos han sido perdonados, una mano helada como la muerte le pasara sobre la frente. Para hacer este proceso mas interesante, la catedral esta iluminada solo con luces de velas (en la parte baja), y lo armoniza el sonido del Río San juan de Dios, que pasa por las entrañas de nuestra hermosa catedral. Como muy pocas personas bajan, es seguro que nadie los escuchara.

4 comentarios:

Blogger Switch! dijo...

Que emoción jajajaja, esa sí la conozco...aunque no sabía lo demás :s SOPAS!

2:44 p.m.  
Blogger mk dijo...

ajalas... ni yo me la sabía.

Saludos!

4:04 p.m.  
Blogger lady_manson dijo...

switch: cuando vas por el pasillo lateral hay unas columnas con unas rejas, antes se entraba por ahi al confesionario, y la gente entraba en grupo, por lo oscuro, el olor a muerto, y el sonido del rio casi nadie queria entrar a confesarse o a turistiar, creo que desde hace un tiempo ya no se abre este lugar.
mk: yo lo se porque una vez mi tio mil usos (armando) me obligo a bajar y a sentarme en una tumba. creo que enferme del susto.

9:53 a.m.  
Blogger Marco dijo...

Tantas y tantas veces que he entrado a la catedral y nunca me he fijado en esas columnas, pondré mas cuidado la próxima vez que vaya por esos rumbos para ubicar el sitio, lastima que ya no se pueda ingresar.

Interesante tu blog.

8:21 p.m.  

Publicar un comentario

enlaza ésto:

Crear un vínculo

<< Iniico